Psicóloga Marisol Ramírez: Estamos en una situación inédita de estrés traumático

Psicóloga Marisol Ramírez: Estamos en una situación inédita de estrés traumático

07 de Abr, 2019

ver mas

Últimas noticias

  • noti1

    Visita de la ONU abulta el expediente de Maduro

    07 de Abr, 2019

    El colapso no paró durante la visita, que constó de recorridos por centros de salud estatales y cárceles

    Jesús Barreto

    Los once días que estuvo en el país el equipo técnico de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Venezuela fueron lo suficientemente para revelar la situación del país.

    Detenciones arbitrarias, ataques contra trabajadores de la prensa, desapariciones forzadas, muertes por falta de mantenimiento en hospitales y hasta un masivo apagón eléctrico, que afectó a 19 estados por más de 150 horas fueron el marco de la visita de la misión delgada por Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU.

    Todo esto sirvió para que la delegación de cinco expertos en derechos humanos, conociera en primera persona las fallas en el Estado de Derecho, en todas las áreas y niveles que padecen los venezolanos.

    El colapso no paró durante la visita, que constó de recorridos por centros de salud estatales y cárceles; así como reuniones con representantes de ONG y víctimas de tortura, además de encuentros con integrantes del Ejecutivo y de la Asamblea Nacional.

    A juicio de la internacionalista Giovanna De Michele, la visita, y el contexto en el que se realizó, aumenta el expediente que desde hace cinco años se ha armado contra el gobierno de Nicolás Maduro en varias instancias multilaterales, lo que incidirá en un incremento de la presión internacional.

    De acuerdo con De Michele la efectividad del trabajo de la misión de la ONU “está por verse”, toda vez que el documento leído por Bachelet en la sede multilateral el pasado miércoles no es definitivo. Parece que la condena a Maduro apenas empieza.

    “Este fue un informe preliminar que presentó Bachelet de forma oral, a solicitud del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que le había dado plazo de un mes para pronunciarse. Lo que está claro es que esto abulta el expediente que ya existe contra el gobierno de Nicolás Maduro por la violación de los derechos humanos”, explicó.

    Emergencia. La internacionalista recordó que este documento se unirá a otros tres que ya había elaborado el organismo en el último lustro, en los que se incluye uno firmado por Bachelet, publicado apenas asumió el cargo.

    Todo este trabajo adelantado por la ONU ha consolidado la hipótesis sobre la existencia y agudización de la crisis venezolana por la profunda y prolongada escasez de medicinas y alimentos.

    Desabastecimiento que especialistas en temas de salud y seguridad alimentaria, como Feliciano Reyna, director de la ONG Acción Solidaria y Francisco Valencia, coordinador de Codevida han catalogado como Emergencia Humanitaria Compleja, por la escalada y duración de la crisis de salud, derivada de decisiones políticas.

    “Todos estos documentos confirman que está en desarrollo una crisis humanitaria, por lo tanto Maduro ya no podrá negar que existe la emergencia humanitaria compleja y tendrá que, eventualmente, aceptar la ayuda”, apuntó. No obstante, aclaró que, pese a que estén dadas las condiciones para el Gobierno acepte la magnitud de la emergencia, ningún organismo internacional puede presionar por sí mismo para lograr la entrada de los insumos necesarios para atender la crisis.

    “La aceptación del gobierno de Maduro de la necesidad de la ayuda no implica una acción posterior para forzar el ingreso de asistencia humanitaria”, puntualizó, al tiempo que precisó que “la única forma en que se puede ordenar una intervención o injerencia humanitaria es que sea aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU. No existe otra forma y ese escenario no está planteado de ninguna forma en esa instancia”.

    Para la experta no queda ninguna duda que la evidencia que los cinco expertos en derechos humanos de la ONU llevarán a Bachelet ratificarán las denuncias realizadas por miembros de la oposición y del Parlamento: “Ya está más claro en el contexto internacional que las denuncias que ha hecho la oposición respecto a la crisis venezolana no son por razones políticas, sino que es real”.

    Repercusiones. En el análisis del politólogo Jesús Enrique Mazzei, el trabajo de la delegación técnica de la ONU pone al Gobierno en una disyuntiva sobre su continuidad. Desde su perspectiva la escalada o no de una arremetida contra los derechos fundamentales signará las decisiones del régimen de Maduro en el corto plazo.

    “El informe en su fase preliminar tiene una repercusión para el Gobierno, hay que ver si seguirá en su vulneración de los derechos humanos, que es lo que parece que está tanteando con sus más recientes actuaciones. Si refuerza su accionar esto tendrá un costo político en el ámbito internacional, donde se está evaluando qué es lo más favorable para solventar la crisis”.

    Mazzei definió el entorno actual, en lo interno y externo, como un “juego en varios tableros”, que no favorecen una permanencia, en términos de “sana gobernabilidad”, de Maduro.

    “La situación de Venezuela se juega en varios tableros. El internacional, en todos sus niveles, el del Gobierno, que no es un ente homogéneo, o por lo menos no tanto como lo quieren hacer ver, se percibe que hay facciones, al menos dos; una que juega a una mayor confrontación y otra más proclive al juego político. Luego está el tablero militar”, enumeró.

    Según Mazzei para la oposición el margen de maniobra es mayor en el corto y mediano plazo.

    “Por un lado tiene la opción de mantener el nivel de movilización de la sociedad como se ha desarrollado hasta ahora y por el otro, seguir presionando en el espectro internacional, en el que tiene cada vez mayor influencia”, dijo.

    Fuente: 2001

    ver más
  • noti1

    CIDH observa persistencia en afectación a los derechos humanos en Venezuela

    07 de Abr, 2019

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) observa con preocupación el continuo hostigamiento a defensoras y defensores de derechos humanos y al personal médico en Venezuela, así como los efectos que la falta de electricidad y la crisis política y social tienen sobre la población.

    La CIDH sigue recibiendo información sobre el continuo hostigamiento contra defensoras y defensores de derechos humanos, organizaciones de la sociedad civil y periodistas que denuncian violaciones a los derechos humanos. Según la información proporcionada por organizaciones de derechos humanos, desde el 11 de marzo de 2018 hasta la fecha, se ha observado nuevamente una intensificación en el patrón de hostigamiento a raíz de declaraciones estigmatizantes por parte de autoridades del Estado, a través distintos medios de comunicación y redes sociales, que, de acuerdo con información presentada, en las últimas semanas al menos 5 personas que habían sido señaladas previamente en los programas de televisión han resultado detenidas, sin orden judicial. La Comisión recuerda que las declaraciones estigmatizantes contra personas defensoras de derechos humanos pueden contribuir a exacerbar el clima de hostilidad e intolerancia por parte de distintos sectores de la población, lo que puede acarrear una afectación a la vida e integridad personal del defensor o defensora, aumentando su vulnerabilidad. Por lo que insta al Estado a cesar con las detenciones arbitrarias y selectivas de defensoras y defensores de derechos humanos.

    Recientemente, la Comisión ha recibido información sobre la represión llevada a cabo en perjuicio de profesionales de la salud, docentes universitarios y estudiantes de pre y postgrado de medicina que ejercen su profesión en los hospitales del sistema de salud pública, que documentan y denuncian la emergencia humanitaria. En particular, de acuerdo a la información presentada, funcionarios policiales, militares y colectivos armados, atacaron al personal médico que, ante la visita de la Misión de la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), exigían sus derechos en los centros hospitalarios. Como consecuencia, al menos 6 estudiantes universitarios de ciencias de la salud se han visto afectado su derecho a la educación y han sido expulsados de los centros hospitalarios donde prestaban servicios, sin que se haya respetado el debido proceso. Por lo anterior, la CIDH expresa su profunda preocupación por el uso del poder punitivo del Estado para disuadir, castigar o impedir el ejercicio de los derechos a la protesta, libertad de expresión, reunión pacífica y a la participación social y política en forma más amplia y derecho a la educación e insta al Estado a cesar la criminalización de las protestas pacíficas.

    La Comisión y su Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (REDESCA) reiteran su preocupación por las graves afectaciones a los derechos humanos de los habitantes del país en el marco del apagón del sistema eléctrico, ocurrido con posterioridad al 7 de marzo de 2019, prolongado intermitentemente hasta el 13 de marzo de 2019, aproximadamente y que ha afectado nuevamente al menos a 20 estados del país entre el 26 y 31 de marzo de 2019. La CIDH insta al Estado a dar respuesta inmediata a esta crisis y buscar formas de apalear los efectos de la falta de suministro eléctrico en el país, para lograr su pleno restablecimiento. En particular, la Comisión y su REDESCA subrayan el grave impacto que los cortes eléctricos sostenidos y periódicos pueden tener sobre el derecho a la salud y vida misma de algunos pacientes de hospitales, incrementando su situación de riesgo como consecuencia del existente desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos, el deficiente funcionamiento de equipos, la mala condición de las instalaciones y el reducido personal sanitario. Esta situación se ve agravada por la también falta de provisión regular de servicios de agua potable y saneamiento como las graves consecuencias que se pueden generar para el derecho a la alimentación, en particular de niños, niñas, adolescentes, personas mayores y aquellas con ciertas enfermedades y patologías médicas, e inclusive limitaciones al derecho al trabajo como consecuencia del recorte de la jornada laboral anunciada por el gobierno por causa de este problema.

    Asimismo, la CIDH y su REDESCA observan con preocupación que debido a la falta de energía eléctrica se ha producido una paralización sustancial de las actividades académicas durante el mes de marzo. Según la información proporcionada por las Organizaciones de la Sociedad Civil, en el mes de marzo de 2019, los estudiante de educación básica y secundaria solo tuvieron 6 días de clases. En cuanto a las instituciones de educación superior, la Comisión fue informada que las universidades autónomas se vieron en la necesidad de suspender sus actividades con posterioridad a cada apagón y que hasta la fecha no existe un reporte sobre los días que permanecieron cerradas, ni de los planes de recuperación de las actividades académicas.

    La CIDH y su REDESCA recuerdan que el derecho a la educación es considerado como el epítome de la indivisibilidad y la interdependencia de todos los derechos humanos, sirviendo de catalizador para generar una ciudadanía crítica y participativa así como para influir el propio desarrollo de las personas y las sociedades. En particular, en la enseñanza superior, la libertad académica de docentes y estudiantes como la autonomía de las instituciones son pilares fundamentales para fortalecer las estructuras democráticas y evitar presiones o intervención de naturaleza política. La Comisión también resalta que el derecho a la educación permite atenuar el impacto psicosocial en situaciones de emergencia o conflicto, reforzar la capacidad de ayuda a las personas afectadas en el contexto de crisis y ofrecer herramientas para la estabilidad y reconstrucción social.

    Por otra parte, la CIDH reitera su preocupación ante el cierre de los pasos fronterizos entre Venezuela, Colombia y Brasil, decretado por el Estado venezolano el 22 de febrero de 2019 y el impacto que este tipo de medidas pueden tener sobre el derecho de cualquier persona a salir del territorio de su país, así como el derecho a buscar y recibir asilo. En este sentido, la Comisión exhorta nuevamente al Estado a adoptar todas las medidas necesarias restablecer los pasos fronterizos y garantizar el derecho de todas las personas a salir del territorio venezolano, así como de solicitar y recibir asilo o protección complementaria.

    En consonancia con lo anterior, la CIDH expresa su preocupación con relación a las múltiples dificultades y obstáculos que enfrentan las personas venezolanas para obtener o renovar sus pasaportes, así como para la expedición de otros documentos como cédulas de identidad, partidas de nacimiento, certificados de nacido vivo, certificado de antecedentes penales o el trámite de apostilla de documentos. La CIDH sigue recibiendo información que indica que las personas venezolanas enfrentan múltiples dificultades para la tramitación o renovación de estos documentos. La CIDH insta al Estado venezolano a garantizar los derechos a la personalidad jurídica e identidad mediante la emisión oportuna de los documentos antes descritos, así como el acceso y goce de otros derechos en Venezuela y los países de la región.

    La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

    Fuente: CIDH 

    ver más
  • noti1

    Nina Martínez: la primera persona viva con VIH positivo que dona un órgano a otra persona con la misma enfermedad

    07 de Abr, 2019

    Nina Martínez salió este jueves del hospital Johns Hopkins (Maryland, Estados Unidos) con un solo riñón. El otro lo donó esta semana a un paciente anónimo que, como ella, vive con VIH positivo.

    Nina Martínez salió este jueves del hospital Johns Hopkins (Maryland, Estados Unidos) con un solo riñón.

    El otro lo donó esta semana a un paciente anónimo que, como ella, vive con VIH positivo.

    Pero este procedimiento no solo tiene detrás la historia de solidaridad de una persona que decidió someterse a una cirugía que solo beneficiará a otro.

    La joven estadounidense de 36 años, que vive con VIH desde las seis semanas de nacida, se convirtió en la primera paciente viva con esta condición en donar uno de sus órganos vitales.

    "Es emocionante ver que alguien con esta enfermedad (que hace 30 años era una sentencia de muerte) es capaz de darle vida a otra persona", le cuenta a BBC Mundo el doctor Dorry Segev durante una entrevista telefónica.

    Él es el experto en cirugía de trasplantes que estuvo a cargo de este procedimiento sin precedentes.

    "Esto demuestra cuánto hemos avanzado en el tratamiento del VIH".

    Hasta 2013, era ilegal en Estados Unidos que una persona con esta condición donara alguno de sus órganos, incluso si ya había fallecido.

    Durante mucho tiempo, el doctor Segev vio morir a decenas de pacientes VIH positivos que esperaban un trasplante. Mientras tanto, los hospitales se veían obligados a desechar esos mismos órganos necesitados por ellos.

    Luego de mucha investigación científica y una batalla legal para revertir una situación que Segev consideraba injusta, el doctor logró que el Congreso aprobara la Ley de Equidad en la Política de Órganos y VIH, conocida como HOPE, firmada por el expresidente Barack Obama.

    Desde entonces, decenas de pacientes han recibido órganos, aunque exclusivamente de donantes fallecidos.

    Infectada por una transfusión de sangre

    En un artículo que escribió recientemente para la plataforma Positive Aware, Martínez afirmó que solo desde 2018 más 80 pacientes con VIH han podido recibir donaciones de órganos de otros fallecidos con la misma condición.

    "El próximo hito en el trasplante de VIH a VIH es demostrar la seguridad de la donación en vida, ahora que sabemos que los riñones VIH positivos del donante fallecido son seguros para las personas que viven con la enfermedad", escribió.

    Por complicaciones de salud, Nina Martínez necesitó una transfusión de sangre a un mes y medio de nacida. En 1991, a los ocho años de edad, sus padres descubrieron que durante aquella transfusión la niña se había contagiado de VIH.

    Más de dos décadas después, su deseo de convertirse en la primera donante viva con la enfermedad llegó cuando una persona cercana a ella (y que ha decidido permanecer en el anonimato) supo que necesitaría un riñón producto de una falla renal.

    Fue entonces que descubrió que el hospital Johns Hopkins de Baltimore, Maryland, se había convertido en el primer centro de trasplantes aprobado para evaluar posibles donantes vivos de riñón con VIH.

    "Decidí someterme a una evaluación de donantes. No tenía dudas de que quería hacerlo", dijo Martínez en su artículo.

    Este lunes la cirugía se completó con éxito y el personal del centro médico confirmó a BBC Mundo que tanto donante como beneficiario se encuentran bien.

    Antes de someterse a la cirugía, Martínez ha pasado años ejerciendo un fuerte activismo para tratar de demostrar que, incluso cuando un paciente con VIH es capaz de mantenerse saludable bajo la medicación adecuada, en muchas ocasiones termina teniendo complicaciones ajenas al virus que por mucho tiempo no pudieron solucionarse con una trasplante proveniente de alguien en sus mismas condiciones.

    La joven mantiene un perfil activo en redes sociales y organizaciones que abogan por los derechos de las personas que viven con la enfermedad en Estados Unidos, donde asegura que aún existen estigmas hacia estos pacientes, de los cuales hay al menos 1,2 millones en el país, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

    ¿Complicaciones a largo plazo?

    De no haber podido recibir la donación, el beneficiario al que ayudó Martínez habría tenido que someterse a diálisis al menos tres veces por semana, con lo que hubiera aumentado su riesgo de fallecer, comenta Sergev.

    El especialista, quien trabaja directamente con el hospital Johns Hopkins, asegura que las personas que viven con VIH son particularmente susceptibles a las afecciones renales.

    "La razón por la que un trasplante como el de Nina no se había hecho antes es que, históricamente, el tratamiento con antirretrovirales ha causado daños severos a los riñones".

    Después de un estudio con más de 40.000 personas viviendo con VIH en 2018, Sergev y su equipo encontraron que en la era moderna de la terapia con estos medicamentos, si el virus se logra mantener en control, no tiene por qué haber una repercusión negativa en estos órganos.

    "Si los pacientes son saludables en general, pueden donar órganos a otros necesitados y seguir gozando de buena salud".

    Sobre los efectos a largo plazo que podría desencadenar para la donante vivir con VIH y un solo riñón, el médico explica que, independientemente de si una persona es VIH positivo o negativo, un riñón debería ser suficiente para sostener las funciones renales durante toda la vida.

    "En raras ocasiones, si una persona con un solo riñón sufriera de una enfermedad renal, esta se desarrollaría mucho más rápido. Por eso nos aseguramos cuidadosamente de que los donantes no tengan una historia clínica o familiar de problemas en los riñones".

    Nina Martínez era una persona particularmente saludable para convertirse en donante, dice.

    "Corre maratones y está increíblemente en forma. Ella es la imagen de lo que significa vivir con VIH en 2019".

    Fuentehttps://www.bbc.com

    ver más
  • noti1

    Personas con VIH anhelan que una cura se descubra

    07 de Abr, 2019

    El tratamiento con antirretrovirales significa un progreso médico de los últimos 15 años. Ahora el compromiso mundial es poner fin a la epidemia hasta el 2030.

    David Larreátegui, jefe de Infectología del Hospital Carlos Andrade Marín, chequea a Camilo (nombre ficticio). Foto: Roberto Peñafiel / EL COMERCIO

    El chequeo médico de Camilo, nombre fic­ticio, comenzó con una felicitación: "Muy bien, subiste 20 libras", le dijo el especialista al joven de 18 años, a quien le detectaron VIH/sida el año anterior.

    Camilo asiste cada tres meses a consultas en el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), del Seguro Social. David Larreátegui, jefe de Infectología, evalúa el avance de la enfermedad, que se transmite vía sanguínea o por relaciones sexuales sin protección. El joven llegó en "fase sida", es decir, con defensas bajas. "Estaba mal. Vino casi muerto". Mientras Larreátegui habla, este quiteño -que pasó su niñez y adolescencia en Guayaquil- sonríe con timidez y reconoce que el virus estaba acabando con su vida. Su páncreas se encontraba destrozado. "Mi estado era crítico, pasé tres meses hospitalizado y no podía ni comer", dice el chico.

    A Camilo, los médicos le dieron ocho días de vida. De eso ya ha pasado casi un año y sigue en la lucha contra esta patología, que puede tardar entre dos a 15 años en manifestarse. En Ecuador se reportó que 36 544 personas tenían VIH/­sida al cierre del 2017: 0,22 por cada 1 000 habitantes. De ellos, 19 545 (53%) recibió tratamiento antirretroviral. En ese año se invirtieron USD 6,4 millones. En el mundo hay 36,9 millones de pacientes; 21,7 millones sí reciben medicamentos, según Salud y ONU Sida.

    La enfermedad se concentra en hombres de entre 15 y 49 años. "Es alarmante -dice Larreátegui-, años atrás se registraba desde los 20". ¿Cómo vive alguien con VIH? Contrario a lo que se cree, los pacientes sí pueden llevar una vida normal y, sobre todo, libre de males asociados como tuberculosis, diarrea, cáncer, leucemia o herpes. Esto se logra con el uso diario de antirretrovirales, un fármaco que detiene el crecimiento y reproducción del VIH, explica Larreátegui.

    Con el uso del medicamento, el virus no infecta a las células pues no llega a ellas y permanece en la sangre. "Se da un efecto de bloqueo. Es similar a poner un obstáculo en la vía por donde pasa el VIH". Antes de tomar los antirretrovirales, Camilo conservaba 14 de las 1 000 defensas activas que tiene una persona sana. Ahora, con el tratamiento subió a más de 600. "Es un logro". Con su sistema inmunológico fortalecido, este muchacho ya puede pensar en el futuro: retomar la secundaria. En los próximos días, Camilo volverá a clases en un colegio técnico de la Costa. Pero lo que más anhela es recibir la noticia de que los antirretrovirales formaron un escudo en su cuerpo y desapareció el virus. Este deseo se volvió realidad en los pacientes "Berlín" y "Londres", cuyos organismos lograron erradicar el rastro del VIH, como anunció este mes la revista científica Nature.

    Su historia se convirtió en un aliento para la comunidad de especialistas. ¿Qué hizo la medicina? No mucho, explica Alberto Castillo, infectólogo. Los pacientes cumplían con una condición particular: tener leucemia, por lo que se les practicó un trasplante de médula -transfusión de sangre-. Además, el segundo presentó un defecto genético, que ayudó a que el virus se detuviera en su camino a las células. Castillo y Larreátegui coinciden en que "pocos pacientes" tienen un cuadro médico similar a "Berlín" y a "Londres". Por ello aún sus experiencias no pueden tomarse como solución general cercana. Pero más allá de eso, sí hay nuevos tratamientos. Inyecciones mensuales o trimestrales de antirretrovirales se prueban fuera del país.

    El costo anual de los actuales medicamentos va de USD 1 500 y 2 000 por paciente. Antes era USD 20 000 y consistía en un "coctel de más de 20 pastillas". Los especialistas insisten en la necesidad de que la gente se practique la prueba para acceder a un tratamiento oportuno. En el área de Infectología del Hospital Baca Ortiz, especializado en niños y adolescentes, se registran 148 pacientes con VIH, a partir del 2002; 117 reciben tratamiento, 11 han fallecido y el resto son extranjeros o han dejado esta unidad.

    Los antirretrovirales en un niño -contagiado por transfusión sanguínea o por su madre- deben suministrarse dos veces al día, dice Greta Muñoz, líder del Servicio de Infectología. "Su vida transcurre igual a la de otros niños. La diferencia es que toman fármacos diariamente para estar sanos". El tratamiento con antirretrovirales significa un progreso médico de los últimos 15 años. Ahora el compromiso mundial es poner fin a la epidemia hasta el 2030. "A los chicos les decimos que en su cuerpo hay un bicho y que el fármaco lo aplasta", cuenta Muñoz, quien recuerda a una niña de 13, que dijo: "Sé que adquirí el virus en la panza de mi madre. No quería hacerme daño". Igual que los demás, espera curarse algún día.

    Fuentehttps://www.elcomercio.com

    ver más

@arcoiris.porlavida

en las redes sociales

Facebook: Facebook

Coalición de ONG's que trabajan con VIH-SIDA en Venezuela

  • Amavida
  • Asociación Civil Alianza Colectiva contra el VIH-SIDA
  • ADHAM
  • Fundasidarta
  • Fundación Huellas Positivas
  • mavid
  • ACIVA
  • Fundación Aid For Aids
  • Arco Iris por la Vida
  • Fundación Catedra de la Paz
  • Fundación Fenix
  • Fundación Lara en Positivo
  • Asomuvi
  • ONG Conciencia por la Vida
  • Fundación gran familia de la salud
  • Fundapema
  • Isamar
  • Acción Ciudadana Contra el SIDA
  • Organización Emprendiendo Venezuela
  • Red de Mujeres Positivas de Venezuela
  • Red indígena Venezolana
Compartir:
logo Fundación Arcoiris por la Vida

DIRECCIÓN

Urb. José de San Martín, Sector 4, Calle 5, Nº 02, Nueva  Cúa.
Edo. Miranda, Venezuela 

TELÉFONOS

Fijo: +58 239 246-47-12

Móvil: +58 412 365–25-95

Móvil: +58  412 961-31-15

© 2018. Fundación Arcoiris por la Vida. Venezuela.
RIF: J-29981129-7.

Diseño LTCSTUDIO y desarrollo ICONOScs